El viernes pasado fanáticos de hip-hop vivieron un verdadero Christmas in July cuando Jay-Z soltó su primer disco en 4 años titulado 4:44. Menos de 5 días después de presentar un proyecto que muchos están considerando ser su contestación al álbum Lemonade de su esposa Beyoncé, 4:44 ha sido certificado platino por el RIAA (Record Industry Association of America). Bajo las nuevas reglas el RIAA considera 1,500 streams de un artista el equivalente a una venta del disco completo. Eso quiere decir que en menos de una semana las canciones nuevas de Jay-Z se escucharon por lo menos 1.5 BILLONES de veces.

En menos de una semana las canciones nuevas de Jay-Z se escucharon por lo menos 1.5 BILLONES de veces.

En una época donde la digitalización de la música ha cambiado la manera que determinamos el éxito de un proyecto muchos artistas están viendo sus ventas de primera semana más bajas de lo que quisieran poder lograr. Es más sorprendente, aunque Jay-Z haya podido lograr estos números cuando su disco sólo estaba disponible a través de su propia compañía de servicio de streaming digital, Tidal. Una compañía que cuenta con alrededor de 2 millones de suscribientes y un catálogo de música extremadamente limitado en comparación a Spotify y Apple Music.

Las cosas están difíciles hoy en día para muchos artistas, pero Jay-Z nos ha demostrado que nada es imposible. Con 13 discos a través de 20 años, cada uno que se ha certificado platino, parece que Jay-Z tiene todos los secretos y no los está compartiendo.